Al tomar una curva en la caminata de ayer me encontré con un grupo de ovejas. Intenté hacer todo lo posible por pasar por un costado sin molestar para que siguieran con lo suyo. Pero no, al darse cuenta que no me conocían, se dieron media vuelta y comenzaron a alejarse por el camino.
Read More
Tiempo de quedarse quieto con el cuerpo mientras el alma viaja sin parar, momento de nutrirse sin ensuciarnos tanto por adentro, tardes grises y frías para clavarse esa manta de lana y mirar por la ventana como transcurre otro ciclo más. Del año, de la vida, del planeta entero.
Read More
Empecé a escribí acerca de buenas y malas personas, buenas y malas acciones y me perdí en el mea culpa, dándome cuenta que tengo tantas luces y oscuridades como esta fotografía.
Read More
Necesitamos un mundo más verde, pensaba el otro día. Pero pensaba en más bosques, no en esto. No en casas verdes.
Read More
Siempre hacés la diferencia si tratás bien a alguien, siempre.
Read More
Dicen que ya no volveremos al lugar de donde venimos, que las cosas cambian. Es más, si no me equivoco, el lugar de la foto también cambió ya que años después pasó un incendio por ahí. Así que en el fondo me alegro que no volvamos a donde estábamos antes de la pandemia, de la locura, de todo esto.
Read More
"Haz a los demás lo que quisieras que te hicieran a ti, porque como los trates o pienses de ellos es exactamente como van a tratarte".
Read More

La Patagonia es una región inmensa. Y como todas las otras regiones del mundo, tiene tantos matices como miradas hay de ella. En mi caso, intento acercar al visitante a la Patagonia que fui conociendo desde que vine a vivir aquí. No solo aquella que me atrapó de chico, en un lejano, largo y hermoso viaje con mi familia, con autos lentos, durmiendo en carpa, mojándonos constantemente en los arroyos, haciendo expediciones. Aunque aquella Patagonia repleta de lagos, bosques, montañas, flores, piedras y aire, sigue siendo la que más me mueve, atrapa e inspira, también pude conocer más de cerca otras caras de la región: la de la estepa, la de las mesetas, la Patagonia chilena o la Patagonia que llega hasta el mar. Y en cada una encontré diferentes paisajes, historias, rebusques. En todas ellas encontré gente particular, muy particular, con una garra que me sorprende al día de hoy, con un amor que la lleva a mover montañas y generalmente, con una tristeza sorprendente, que fue forjando esta tierra tanto como protegiéndola. Y en este tire y afloje, entre adorarla y producirla, entre respetarla y mancillarla, quiero entrar yo, a mostrarte una mirada desde ahí, desde el amor al mundo natural patagónico que me toca vivir y disfrutar.