Mi búsqueda de la iluminación, oscila entre los cultos orientales y el servicio de energía eléctrica. Por momentos levito y en otros pelo cables con la pinza a ver dónde catzos se fue la luz que tenía hace minutos.
Read More
Es un camino con flores y espinas al mismo tiempo. Las espinas nos hacen valorar las flores y las flores también nos muestran las espinas.
Read More
“Si tengo dudas, la respuesta es no. Si la alegría y el entusiasmo no acompañan mi decisión, la respuesta es no."
Read More
El haber viajado vacío me permitió sentir al llenar, sentir cómo digería, como se sentía lo que entraba en mi ser. Y admito que mucho no me gustó cómo se sintió. Hasta que aprendí a limpiar, vaciar de nuevo y volver a llenar con lo que sí me sirve, lo que me hace bien, lo que me gusta.
Read More
Es difícil escribir de la soledad. Ya que en alguna manera siento que no es cierta, que es solamente una idea, un pensamiento, una sensación, no sé, algo así como una emoción que no sale o no quiere o no dejo, pero que no es real.
Read More
No importa qué creencias existan en el universo, sino cuáles compro e internalizo. Y lo vi tan claramente como con las publicidades que te prometen que con el auto nuevo con el que vas a ser una persona mucho más feliz. Desde ya que, luego de muchos años, me di cuenta que ni el auto me hizo más feliz pero no solo eso, sino que esa felicidad que me mostraban tampoco sería el tipo de felicidad que me gustaría sentir.
Read More
Mientras escribía a la mañana, miraba el jardín pensando por qué al verlo siento que DEBO mantenerlo prolijo e impecable, al menos en la parte que a mi me toca, por qué DEBO tener la casa pintada y fantástica, por qué DEBO ir a sacar esas fotos por enésima vez, por qué DEBO responder a una convocatoria que no busqué, por qué DEBO participar, leer, estar al día, hacer, no hacer, responder, por qué DEBO ser como otros dicen que se debe ser...
Read More

La Patagonia es una región inmensa. Y como todas las otras regiones del mundo, tiene tantos matices como miradas hay de ella. En mi caso, intento acercar al visitante a la Patagonia que fui conociendo desde que vine a vivir aquí. No solo aquella que me atrapó de chico, en un lejano, largo y hermoso viaje con mi familia, con autos lentos, durmiendo en carpa, mojándonos constantemente en los arroyos, haciendo expediciones. Aunque aquella Patagonia repleta de lagos, bosques, montañas, flores, piedras y aire, sigue siendo la que más me mueve, atrapa e inspira, también pude conocer más de cerca otras caras de la región: la de la estepa, la de las mesetas, la Patagonia chilena o la Patagonia que llega hasta el mar. Y en cada una encontré diferentes paisajes, historias, rebusques. En todas ellas encontré gente particular, muy particular, con una garra que me sorprende al día de hoy, con un amor que la lleva a mover montañas y generalmente, con una tristeza sorprendente, que fue forjando esta tierra tanto como protegiéndola. Y en este tire y afloje, entre adorarla y producirla, entre respetarla y mancillarla, quiero entrar yo, a mostrarte una mirada desde ahí, desde el amor al mundo natural patagónico que me toca vivir y disfrutar.